sábado, 22 de febrero de 2014

Amar



Así, fría, pálida, con ese dolor en el pecho generado por su "corazón" que solo grita salir mediante las lágrimas. Así se sintió ella al leer el mensaje de él:

Lo siento pero creo que debemos dejarlo.